Cómo jugar con tus niños mientras aprenden a programar - EscuelaDeInformaticos

Cómo jugar con tus niños mientras aprenden a programar

A estas alturas, creo (espero) que ya habrás entendido la importancia que adquiere aprender a programar en estos tiempos. Lo que quizás no sepas es que los más pequeños se encuentran en una posición privilegiada para hacerlo.

Ya hemos hablado en este blog sobre los motivos por los que cualquier persona debería aprender a programar hoy en día, e incluso hemos explicado cuál es el mejor lenguaje para aprender a programar

Pero… ¿qué hay de los niños? ¿es necesario esperar a que sean adultos para que se vayan introduciendo en este mundo de la programación? (¿verdad que ni nos lo planteamos con otras materias o habilidades como aprender inglés, matemáticas, lengua…?)

En este artículo, vamos a intentar comprender cuáles son las principales razones por las que los niños deberían aprender a programar durante su edad escolar, y vamos a descubrir alguna herramienta muy útil para hacerlo fácilmente. Para terminar, hablaremos también del papel que deben interpretar los adultos en todo esto y de qué manera afrontarlo.

Así pues, ¡Comencemos!

Programar: ¿ciencia o arte?

Como te decía, a estas alturas ya sabrás lo que es programar y en qué consiste (si no es así, ya estás tardando en apuntarte a nuestro curso gratuito en el que te contaremos todo esto y muchas otras cosas).

Según la defección de la Real Academia, programar es: “Elaborar programas para su empleo en computadoras”, y define programa como “cada una de las operaciones que, en un orden determinado, ejecutan ciertas máquinas”.

Resumiendo: “sentarse delante de una máquina y decirle lo que tiene que hacer”…

Esto, como es lógico pensar, implica una parte teórica (el componente de “ciencia”) que supone cosas como algoritmos, estructuras de datos, rendimiento, etc. Conocer esta parte es vital si se quiere llegar a ser un buen programador; pero realmente no es más que un “conocimiento finito”, un conjunto de cosas que tarde o temprano todo el mundo puede terminar aprendiendo.

Por otro lado, está el componente de “arte”, que es mucho más subjetivo y tanto o más importante que el primero, y que implica todas aquellas preferencias del propio programador: el lenguaje de programación escogido, el entorno de desarrollo que utiliza, su propio estilo a la hora de programar.

Creo que el buen programador debe conocer y desarrollar ambas facetas, y es ahí donde residirá su éxito, algo que se consigue con la práctica (ya sabes eso de que “el camino se hace al andar”… pues con la programación pasa lo mismo!)

Bueno que me desvío del tema principal… volvamos a los niños.

Como te decía al principio, en la actualidad, los niños cuentan con un entorno privilegiado para iniciarse en esto y comenzar a aprender a programar. Es bien sabido por todos, el papel relevante que están adquiriendo las TIC en el ámbito educativo.

Evidentemente, es un primer paso: incluir ordenadores en las aulas, pizarras interactivas, etc. Pero es necesario ir un paso más allá, e incorporar la programación como una herramienta educativa.

Por qué deberían aprender a programar los niños

Todos somos conscientes del “don especial” para la tecnología con el que parece que son bendecidos los niños hoy en día. Si es que les das un smartphone o un tablet y saben manejarlo mejor que muchos adultos! Parece como si sus mentes fuesen capaces de interpretar de una manera intuitiva la funcionalidad para la que fueron diseñados estos dispositivos.

Esto es algo genial, pero la pena es que esa mente privilegiada tan sólo se utilice para consumir contenidos. Si fuésemos capaces de que estos niños aprendieran a programar, podrían pasar de ser meros consumidores a creadores de estos contenidos.

Además, programar ayuda a pensar. Y es que programar consiste, en esencia, en resolver problemas.

Cuando un niño se enfrenta a este desafío, e intenta buscar una solución al problema que pretende resolver, está desarrollando ciertas cualidades intrínsecas a la programación, como son el pensamiento estructurado, organizado y metódico. Cualidades éstas que difícilmente se verán reforzadas del mismo modo con otras actividades durante su etapa escolar.

Dicho sea de paso, hay estudios científicos que concluyen que programar favorece la creatividad y aporta libertad para expresarse.

Del mismo modo, se ha demostrado que aprender a programar desde edades tempranas, y empezar a desarrollar ese pensamiento lógico, es clave para que el niño consiga concentrarse mejor en otras asignaturas.

De lo que no cabe duda es de que se trata de una extraordinaria formación de cara al futuro, y a poder competir con otros países a la hora de aprovechar las enormes oportunidades. (Ya hemos comentado en otro post las enormes posibilidades que nos deparará el futuro para los que aprendan a programar).

Una buena herramienta: Scratch

Vale. Ya hemos entendido las principales razones por las que un niño debería aprender a programar. Estupendo, pues vamos a enseñarles ya, no?

Está claro que a unos niños de 6-7 años no les vamos a poder enseñar a programar con los lenguajes tradicionales como C, Java… pero esto no significa que no puedan aprender. ¡Es sólo que tenemos que adaptar los conceptos y presentárselos de una manera más adecuada para ellos!

Y aquí es donde entra en juego Scratch: una excelente manera para que los más pequeños se inicien en esto de la programación, a la vez que juegan y se divierten.

Logo de Scratch - Aprender a Programar para niños

Y es que Scratch es un lenguaje de programación visual. Desarrollado por el Media Lab del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) en el año 2007, Scratch permite construir programas en base a unos bloques de colores muy visuales, y fáciles de entender y utilizar, que combinándolos en sí permitirán resolver problemas más complejos en pocos minutos.

Es una forma diferente y divertida de aprender a programar, utilizando un lenguaje visual y un entorno muy sencillo, que seguro que resultarán del agrado de los más pequeños de la casa y conseguirá captar su atención.

Lo realmente interesante (y potente) de Scratch, a mi entender, es que mantiene una relación entre los bloques de colores que utiliza, con las sentencias de programación habituales en otros lenguajes tradicionales. Por lo que, en un futuro, les resultará mucho más sencillo aprender a programar con estos lenguajes, ya que sólo tendrán que aprender la nueva forma de escribir los programas (pero los conceptos son los mismos).

Bloques de Scratch - Aprender a programar para niños

Scratch es completamente gratuito. Existe una versión web y otra que se puede descargar e instalar en cualquier ordenador con Windows, Mac OS X o Linux. Os recomiendo que echéis un vistazo a la web de Scratch en donde tenéis disponible toda la información y acceso a una gran comunidad online (otro de sus puntos fuertes).

Cómo debería afrontarse el aprendizaje

Vale, ya hemos visto por qué deberían nuestros niños aprender a programar, y hemos hablado de una herramienta excelente para hacerlo; pero, ¿cuál es la mejor manera de afrontar todo esto?

Bueno, lo primero que quiero comentarte es el tema de la edad. Mi recomendación es que no empecéis a introducir a vuestros niños hasta que tengan 6 o 7 años. Antes de esa edad, no creo que sea adecuado hacerlo.

La mejor manera de empezar a aprender es comenzando a jugar desde el primer momento. Nada de explicaciones, ni de introducir conceptos, nada de teoría, nada de esto… Recuerda que son niños, y como todos los niños quieren jugar y divertirse; conseguir que sigan haciéndolo mientras se educan es la mejor manera de captar su atención (que recuerda que con esa edad son como “esponjas”!) y que integren lo que están aprendiendo.

Permíteles que sean ellos mismos los que escojan su propio proyecto. Debe ser algo acorde a sus inquietudes, a los temas que les apasionan… es la mejor manera de que presten atención y saquen a relucir su máximo empeño.

Que se trata de una niña a la que le encantan los ponis, pues algo sobre esto. Que es un niño apasionado por las naves espaciales, pues algo que involucre una misión de la nave en el espacio… Permíteles recrear su mundo y dar rienda suelta a su imaginación (es lo que hacen cuando juegan con sus juguetes). Recuerda que el objetivo aquí es que sean capaces de crear su propio contenido, así que tienes que darles libertad para que se expresen como ellos quieran hacerlo.

Una vez elegido el proyecto, lo mejor es comenzar con pequeños hitos: vamos a hacer que la nave avance, vamos a lograr que el poni se mueva hacia la izquierda o la derecha… y poco a poco ir mejorando este primer proyecto.

¡Ya verás como en seguida, y sin esfuerzo, aprenden a manejar y combinar los distintos bloques!

Entorno de Scratch - Aprender a programar para niños

¿Y cuál debe ser el papel del adulto en todo esto?

Muy sencillo (pero importante): actuar sólo de guía. Esto quiere decir que no debemos imponerles nuestras creencias o métodos de programación. Es posible que sepamos una mejor manera de hacerlo, o más eficiente, o más lo que sea… pues te la guardas para cuanto “juegues” tú con Scratch! Pero ahora es el turno de los peques y tenemos que darles libertad para que se expresen, para que se equivoquen, para que aprendan… y nunca nunca nunca limitar su creatividad. Recuerda que están jugando!

Lo que sí que podéis hacer es plantear preguntas para intentar guiarles un poco (sobretodo al principio), y que sean ellos los que den respuesta estas preguntas y encuentren la solución.

Nota para papás y mamás:
Cuidado que esto engancha, y lo mismo acabas dedicando unas horas a la semana… a jugar!! 😉

Así que ya sabes, si tienes niños pequeños en casa, o si tienes algún sobrino o familiar, o conoces a alguna pareja que tenga niños pequeños a la que le pueda interesar, comparte este artículo para que ellos también puedan divertirse con sus niños a la vez que aprender a programar!

Opt In Image
¿Te gustaría Aprender a Programar pero no sabes por dónde empezar?
Esto te interesa...

¡Ya está disponible nuestro Curso Online GRATUITO!

1 Comentario. Leave new

[…] La mejor manera para conseguir desarrollar el pensamiento lógico, estoy convencido que es tratando de imaginar las cosas (tiene gracia, para desarrollar el pensamiento lógico y analítico necesario para la programación, es necesario tener capacidad de imaginación. Va a ser verdad esto que siempre defendemos de que programar tiene una parte de ciencia y otra de arte…). […]

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *