tecnología informática informáticos

La tecnología NUNCA para de avanzar

La evolución constante de la tecnología es un hecho que a nadie se le escapa. La tecnología ha inundado nuestra vida, los productos de uso cotidiano encierran elementos tecnológicos y las empresas se enfrentan a un mundo muy cambiante, en el que Internet tiene un peso muy importante y los procesos están controlados por sistemas informáticos.

Si bien es cierto que la Era de la Información afecta a todos los estamentos de la sociedad y de la empresa, los informáticos son los que más sufren en primera persona este hecho. Al informático se le supone que tiene que estar al corriente sobre los nuevos cambios y que tiene que poder resolver, de forma inmediata, cualquier incidencia que pueda surgir.

Si tenemos en cuenta que la informática está detrás de la mayor parte de los nuevos procesos tecnológicos, resulta evidente que el mundo al que se enfrentan los informáticos es de tal amplitud que los especialistas se pueden ver sobrepasados en su trabajo diario. La informática es una ciencia muy amplia e incluye numerosas ramas en evolución constante: los sistemas operativos, las redes, los servidores, los sistemas de seguridad o el desarrollo de aplicaciones son algunos de los ejemplos más representativos. Y la particularidad de cada uno de estos campos es que están en constante desarrollo.

Al informático le resulta, por tanto, imposible dominar todos los aspectos de esta ciencia que ha pasado a ser la base de la mayor parte de los desarrollos tecnológicos. Es cierto que la información que se genera constantemente es fácilmente accesible, pues Internet permite que el conocimiento esté al alcance de todos. Pero la cantidad de información es de tal magnitud que resulta muy complicado seleccionar los buenos documentos y es preciso dedicar mucho tiempo a encontrar la información que realmente aporta valor.

Es cierto que una solución puede ser especializarse en algún campo concreto, pero los cambios son tan abruptos que no es sencillo elegir, pues la evolución es tan rápida que lo que hoy parece que puede ser el futuro es fácil que mañana quede desbancado por otra tecnología novedosa.

Al final, la única conclusión a la que se puede llegar es que el conocimiento que se aplica actualmente al desarrollo de productos o de procesos es tan amplio y tan cambiante que no resulta posible estar al día de todo. Es preciso asumir que, ante las novedades, se necesita un tiempo de aprendizaje.

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces compártelo con alguien a quien también le pueda gustar.

Opt In Image
¿Cansado ya de aguantar situaciones como la de este artículo?
Esto te interesa...

¡Ya está disponible nuestro Curso Online GRATUITO!

Tags:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *